MENU

COVID-19: 4 formas prácticas de promover el equilibrio entre la vida laboral y personal y evitar el agotamiento

COVID-19: 4 formas prácticas de promover el equilibrio entre la vida laboral y personal y evitar el agotamiento

El nuevo coronavirus se propagó por el mundo y muchas organizaciones están optando por cambiar sus rutinas de trabajo. Ahora, esta dinámica se está dando desde la casa con el objetivo de proteger a los colaboradores del COVID-19. Algunas compañías, por sus modos de producción y los sectores a los que pertenecen, se ven obligados a controlar paulatinamente, de acuerdo a las directrices dadas por los gobiernos nacionales o locales.
El trabajo remoto es una herramienta valiosa, una medida con la cual las organizaciones tratan de minimizar las interrupciones y mantener las operaciones en el funcionamiento lo más efectivo posible.Sin embargo, cuando la gente, que no está acostumbrada a teletrabajar, hace la transición de trabajar en la oficina para trabajar desde casa, pueden aferrarse a los hábitos y normas a las que no estaban acostumbrados antes.

El riesgo de desgastarse

Una de tus funciones como líder, es apoyar a su equipo de trabajo y la cultura organizacional, procurando crear las condiciones para el éxito del trabajo remoto.
Aquí hay algunas maneras en que puedes ayudar en la transición de tus colaboradores, hacia el trabajo desde casa, evitando el desgaste:

1. Aceptar una programación flexible

Puedes tener notado que algunos miembros del equipo son más productivos en la mañana, mientras que otros lo hacen después del almuerzo. Esto es especialmente cierto cuando se trabaja de forma remota. De hecho, muchas personas son más productivas fuera del estándar de jornada laboral de 9 am a 5 pm
En la organización es importante dar turnos de trabajo remoto y ofrecer a los colaboradores la posibilidad de ajustar sus horarios con sus horas más productivas. La medida, se vuelve más relevante al tener en cuenta otros aspectos como la vida familiar, el cuidado de los niños, la realización de algunas tareas del hogar, entre otros.
Los colaboradores apreciarán la confianza depositada en ellos para administrar su tiempo y su trabajo de forma eficaz.También, disfrutarán de la tranquilidad de saber que pueden equilibrar las demandas de su trabajo y su hogar.

2. Contribuir a los colaboradores designar un área de trabajo

Si sus trabajadores están acostumbrados a ir a una oficina todos los días, quedarse en casa sin duda va a sentir un poco extraño. Para ayudarlos, recomiéndales que designen un área de trabajo específico, ya sea una oficina en casa que ya tienen, o incluso la mesa del comedor.
Tener un espacio para ir a trabajar, incluso si están en su casa, les ayudará a diferenciar los momentos de "trabajo" frente a los momentos del "hogar".

3. El desayuno es la comida más importante del día

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas para los colaboradores. Una de ellas es que podría, en teoría, tener su pijama todo el día. Sin embargo, cuando la gente vende la cama y activa inmediatamente sus equipos, como el computador o móvil, para comenzar su jornada, hace que el límite entre "trabajo" y "casa" desaparezca rápidamente.
Por este motivo, es importante invitar a sus equipos de trabajo a establecer límites sobre cómo y cuándo comienzan y terminan sus días, evitando también su permanencia en línea 24/7, que solo puede generar mayor desgaste.
Invítalos a continuar sus rutinas por las mañanas en donde se levantan, se arreglan y toman su desayuno para comenzar su jornada laboral, sin cruzar estas tareas con actividades que hagan parte de la oficina.Esto contribuye a delimitar sus tiempos entre el "trabajo" y la "casa".

4. Ayuda a los colaboradores a priorizar su salud

Trabajar desde casa hace que, naturalmente, algunos colaboradores están inquietos y es comprensible. La ansiedad en general, se encuentra en estados altos para muchas personas.
En la oficina, se favorece que el empleado camine, (para ir al almuerzo, reuniones o hablar con compañeros). Sin embargo, en el ejercicio de trabajo remoto esto no ocurre, y por tanto se debe buscar prevalecer la salud y el bienestar de la persona. Por eso recomendamos que alientes a su equipo de trabajo a organizar individualmente una rutina, que específicamente pausas activas o incluso hacer ejercicio. Igualmente, sugiere que mantenga horarios fijos para su desayuno, almuerzo y merienda que les brinde energía durante su jornada.

Ayudar a los empleados a priorizar su propia salud y bienestar los hará sentirse mejor y mantenerse saludables y motivados para seguir dando lo mejor de sí, a pesar de la crisis.

Fuente: control remoto: 4 formas prácticas de promover el equilibrio entre la vida laboral y personal y evitar el agotamiento - Great Place to Work® USA