MENU

Columna: Los Mejores Lugares para Trabajar en Colombia, 2021

Columna: Los Mejores Lugares para Trabajar en Colombia, 2021

Hoy, año y medio después, los desafíos y retos que ha traído consigo la pandemia del covid-19 siguen teniendo un efecto importante en las vidas de cada uno de los actores que configuran nuestra sociedad: ciudadanos, organizaciones y Estado.

Aun cuando la emergencia sanitaria les ha representado transformaciones profundas, primero para sobrevivir a esta crisis y después para superarla, lo cierto es que ha dejado más de 5,2 millones de muertes en el mundo, la mayor caída en el Producto Interno Bruto global desde finales de la Segunda Guerra Mundial y la agudización de problemáticas sociales tales como la pobreza, desigualdad, violencia de género y desempleo. Este último merece una mención especial.

Para mediados del 2021, la Organización Internacional del Trabajo calculó que en América Latina se habían perdido alrededor de 26 millones de empleos a causa de la pandemia. En Colombia, más de 500.000 colombianos aún no recuperan su empleo. Curiosamente, esto va de la mano de un fenómeno que podríamos denominar “el Gran Despertar”, que lleva a las personas a replantearse el sentido del trabajo para no depender de este por razones meramente económicas.

Para las organizaciones este ha sido un reto sin precedentes, pues la realidad las llevó a la virtualidad y a tener que preguntarse, por ejemplo, sobre la manera de asegurar una buena experiencia a los colaboradores a través de pantallas, velar por su bienestar y revisar la pertinencia de sus beneficios.

La cercanía, la motivación, el compromiso y la confianza fueron aspectos que debieron reconfigurarse por las interacciones estrictamente virtuales. Así, el papel de los líderes se volvió más importante que nunca, y las estrategias transversales apuntadas al bienestar de las personas, un tema imprescindible.

Las organizaciones que hoy reconocemos nos recuerdan que Colombia es sinónimo de lucha y resiliencia. A través de su gente, nos dejan claro que nuestro país está lleno de personas listas para destacar, luchar, salir adelante y nunca rendirse, convirtiendo las dificultades en oportunidades y en combustible para llegar cada vez más lejos.

El encanto y la magia de Colombia, en buena medida, viene determinada por una diversidad derivada de regiones y culturas tan distintas que difícilmente podrían ser asociadas a un mismo país. Esto mismo lo vemos reflejado en las compañías reconocidas como ‘Los Mejores Lugares para Trabajar en Colombia 2021’.

Son estas organizaciones un ejemplo de lo que nos caracteriza como país y, por supuesto, su contribución es muy importante para el constructo social y económico en cada una de las regiones y territorios en donde operan.

Su preocupación por el bienestar y la experiencia de los colaboradores las ha llevado a encarar los retos de la pandemia de una forma excepcional, garantizando que estas nuevas condiciones de trabajo para todos sus colaboradores se constituyan en ventajas competitivas para su gente, sus familias y sus comunidades.

Este año ha acelerado la velocidad de los cambios, especialmente en la vida del país. Con ello, ha exacerbado las diferencias entre las organizaciones que se caracterizan por un liderazgo que identifica oportunidades en los retos y las restantes, a las que les cuesta seguir el paso que imprimen las mejores. Esta gran diferencia terminará reconfigurando aquellos sectores en los que el peso de la historia ya no es suficiente para confrontar los retos del tiempo presente.

La lista de ‘Los Mejores Lugares para trabajar’ antes podría ser asociada a un reconocimiento centrado en políticas de bienestar. Esta es, progresivamente, una lectura que se queda muy corta para entender qué es lo que estas organizaciones resuelven muy bien; en el fondo, es su capacidad de crear valor para sus múltiples grupos de interés lo que les encumbra en una Colombia que les admira y que encuentra en ellas el mejor ejemplo de lo que habría que hacer para ser un país próspero, del cual podamos sentirnos mucho más orgullosos.